Prehistoria de los estudios móviles

Los estudios móviles han escrito un capítulo muy importante en la historia del registro musical en directo. Esta hibridación de camión, autobús, casa rodante y sala de grabación fue un correlato práctico inspirado en los clásicos camiones de exteriores de cine y televisión.

Pero en los años setenta la filosofía pop supo conectar y crear nuevas opciones en todos los ámbitos, desarrollando innovaciones sin prejuicios. Si a una banda de rock se le daba por montarse una grabación en directo en medio de un bosque, pues a nadie se le ocurría oponer ninguna objeción. Todo era posible.

Uno de los estudios móviles pioneros fue el de los Rolling Stones. Hoy, ya es un mito. En algunos foros de Internet sugieren que nunca existió o, la mayoría, pregunta en que museo se lo puede encontrar. Esta pieza histórica se encuentra en Canadá, más precisamente en la Cantos Music Foundation que tiene su sede en la ciudad de Calgary (http://www.cantos.ca)

Para sumar detalles excéntricos, se cuenta que un donante anónimo cedió el estudio móvil de los Rolling Stones a esta entidad especializada en ayuda a las personas con Alzheimer. Claro que, ya que de memoria se trata la cosa, la fundación Cantos atesora un a colección de más de 700 instrumentos y aparatos musicales fuera de serie.

+ INFO http://es.wikipedia.org/wiki/Estudio_m%C3%B3vil_de_The_Rolling_Stones

He aquí esta nave sonora. La persona vestida de blanco es Keith Richard.

Pero el furor de los estudios móviles tiene otros antecedentes históricos.

Sin  embargo poco se sabe de este estudio móvil, el Manor Mobile. En la redacción de REC, LIVE & ART, una vez que encontramos la fotografía en la web, nos sorprendió que fuera un camión con acoplado sin ventanas. Ni el menor vestigio exterior que denotara su función específica.

Investigamos un poco más y dimos con su diseñador: Phil Newall. 

Pero su nombre verdadero es Phillip R. Newell.

Y ¡bingo! Allí estaba uno de los mentores del sello Virgin Records del magnate Richard Branson. Pero Newell, que con sólo 17 años comenzó a grabar a The Who y Pink Floyd y a los 21 ya poseía una fortuna, vive en España desde hace años y es uno de los asesores acústicos independientes más reputados del mundo. Pero para cerrar nuestro artículo revelaremos otra perla.

Hace un par de años, Audioprojects, una empresa de post-producción catalana con la que ya había colaborado diseñando sus salas de mezclas 5.1 para TV, le solicitó convertir una vieja fábrica en una sala Dolby Digital para la mezcla de películas de cine, los actuales Figtree Studios en la zona del Forum en Barcelona.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s